Nuevas tecnologías en la psicología

La aplicación de nuevas tecnologías en psicología ha revolucionado los tratamientos y ha mejorado el bienestar y la calidad de vida. El Laboratorio de Psicología y Tecnología de la Universito Jaume I ha sido pionero en su desarrollo. Fueron  el primer grupo español que empezó a trabajar usando realidad virtual y aumentada e Internet para proporcionar tratamientos psicológicos que fueran más aceptados, que fueran más eficaces.

Estas herramientas han demostrado su eficacia en el tratamiento de trastornos emocionales como fobias, estrés post-traumático, duelo patológico o trastorno de pánico, entre otros. Su aplicación se ha extendido al ámbito de la salud y bienestar con proyectos como Mayordomo de tele asistencia emocional para la tercera edad. Ayudar a romper la brecha digital a personas mayores y a que usen las tecnologías para estar conectados. Internet y los tratamientos en línea auto aplicados suponen una revolución en la psicología clínica del siglo XXI porque ofrecen servicios de calidad a todas las personas. Estos protocolos auto aplicados vía Internet aseguran el mejor tratamiento a quien lo necesita. La siguiente cuestión en que estamos trabajando es el uso de teléfonos móviles. Así, el paciente recibe apoyo cuando lo necesita. Entre las líneas de investigación destaca el tratamiento de los trastornos de estrés mediante entornos de realidad virtual que adaptan su contenido a las necesidades del paciente. Se usan símbolos de “La habitación de Emma” y paisajes que la rodean para evocar y reflejar las emociones negativas que el paciente relaciona con el acontecimiento negativo. El tratamiento se refuerza en casa con terapias auto aplicadas en línea, que han demostrado su utilidad también en el campo de la salud en personas con dolor crónico, fibromialgia o lumbalgia, a las que se ofrece un seguimiento continuo a través de aplicaciones móviles.

realidad-aumentada-en-la-psicologíaHemos desarrollado un dispositivo que puede usarse en móviles para que las pacientes lleven en su móvil una forma de medir el dolor, la fatiga y el estado de ánimo. La ventaja es que obtenemos evaluaciones en el momento en que experimentan síntomas, un avance importante en psicología. Normalmente tenemos medidas retrospectivas y estas son medidas directas. La realidad virtual y aumentada permiten exponer a los pacientes a sus fobias en un entorno controlado por el terapeuta; tecnologías que hacen posible combatir el miedo a volar simulando un avión o hacer frente a arañas y cucarachas virtuales. El paciente no sólo ve un entorno virtual, sino que ve el entorno completamente real donde se introduce el elemento fóbico: una araña o cuchara, y pueden pasar muchas cosas: que la cucaracha sea más grande o pequeña, que haya varias o que puedas matarlas. Ha realizado importantes avances para tratar trastornos alimentarios. La realidad virtual permite hacer frente a las distorsiones de pacientes con anorexia respecto a su corporalidad. Videojuegos y terapias en línea ayudan a las personas obesas a adquirir hábitos de vida saludable en un entorno de sedentarismo y sobrealimentación. Utilizamos las nuevas tecnologías para ser muy inmersitos, para ser muy ubicuos, para estar en todo momento recordando a la persona que necesita perder peso, que quiere perder peso, y a través de móviles, web y videojuegos facilitamos esa adherencia. La posibilidad de generar emociones mediante las nuevas tecnologías se aplica en muchos ámbitos como el diseño emocional, que aporta un valor añadido a un servicio o producto. Por ejemplo, cerámica que favorezca la relajación.

Hemos hecho investigaciones donde, a través de entornos virtuales, hemos generado una emoción. En alguna investigación hemos inducido relajación. Fue un proyecto conjunto con varias industrias cerámicas de la zona de Castellón, e hicimos algo muy similar con varias industrias del mueble de Valencia. Investigaciones con infinidad de aplicaciones que se han trasladado a revistas de investigación, publicaciones y congresos, y a la formación de estudiantes de Psicología y se aplican en consultas como la de Servicio de Atención Psicológica de la Universito Jaume I. Es gratificante y muy alentador ver cómo las personas aprenden de lo que les vamos enseñando y después lo aplican no sólo en el campo inicial por el que consultan al principio, sino que después lo van generalizando y eso mejora mucho más la calidad de vida y el bienestar de estas personas. 30 años de avances en el campo de la psicología que han sido posibles gracias a un equipo de investigadores conscientes de la importancia de su aportación y de la contribución de la ciencia a la sociedad.

El bienestar del que disfrutamos todo el día depende de la investigación. Todo el bienestar. El conocimiento científico aporta novedad, desarrollo, nuevas herramientas. A medida que investigas surgen nuevas dudas, cuestiones a explorar, y ese conocimiento se va haciendo más grande. Si la metodología científica la utilizáramos en más procesos, todo iría mucho mejor. Es la idea de romper y crear, y reconstruir y mejorar. Lo que comemos y bebemos, por dónde andamos, cómo nos trasladamos, cómo nos curamos, cómo enfermamos o no enfermamos…

Todo depende de la investigación. Con las nuevas tecnologías queremos llegar a más personas para que reciban la ayuda que no están recibiendo en este momento. Y, en definitiva, abordar el sufrimiento humano de los trastornos emocionales y poder reducirlo. Hay cantidad de personas que se mueven por la motivación básica de ayudar a otros. Es muy potente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *